El policloruro de vinilo, más conocido como PVC, fue descubierto en el siglo XIX. Hoy en día, como fabricantes de ventanas en Manises sabemos que este tipo de ventanas es uno de los más comunes y extendidos. Las ventajas de este material se han demostrado a lo largo de su propia historia.

Sabemos como fabricantes de ventanas en Manises, que el policloruro de vinilo se obtiene del cráqueo del petróleo, es el derivado del plástico más versátil que existe. Se descubrió prácticamente por casualidad en el año 1835. En aquel momento, el polímero, uno de sus componentes, apareció en forma sólida en las botellas de cloruro de vinilo tras estar expuestas al sol. 

Después en el siglo XX, fueron los rusos Ivan Ostromislensky y Fritz Klatte quienes intentaron aplicar el PVC para fines comerciales, pero no lo consiguieron. Un objetivo que sí que consiguió en 1912 el químico Ostrominlensky. Ya en 1926, Waldo Semon consiguió plastificar el PVC, y a partir de ese momento comenzó su expansión industrial.

Así pues, aunque el descubrimiento de este material es bastante reciente, su éxito ha sido indiscutible. Entre sus propiedades más destacadas puedes encontrar la de la alta resistencia a la abrasión, por lo que es ideal para exteriores. Además es muy flexible y versátil, y resistente ya que puede durar más de sesenta años. 

El uso de PVC en los marcos para cristales está muy extendido y generalizado. De hecho, ha sido el principal sustituto del aluminio, gracias al aislamiento térmico y acústico que te ofrece. 

Entre las empresas que instalan ventanas de PVC, en Ventanas Vital somos toda una referencia en el sector. Desde nuestra empresa contamos con un equipo profesional y ofrecemos máxima garantía en todos nuestros productos. Espramos que la historia del origen del PVC te haya gustado y la información te haya resultado de interés. 

Top Optimized with PageSpeed Ninja